LA BELLA DURMIENTE



Si vas a besarme dormida
que tu boca sea levedad de viento
entre hojas caídas.

No perturbe tu aliento
mi sueño inquilino
ni te inquietes si apenas respiro,
me desmaya el cansancio
y renazco crisálida
al despuntar el día.

Si vas a besarme dormida
corre mi cabello ensortijado
y lee en mi frente la historia de mi vida,
quién soy
quién fui
si es que importa todavía...

Bésame los ojos ciegos
que por soñar olvidan
que los sentimientos sinceros convidan
sólo a veces en la vida.

Mírame entrañablemente y con ansias
y si vas a besarme dormida
no me despiertes...

Si me sorprendiera la vigilia
liada a tu pecho
se me desatarían las nubes
y con mi piel y mi alma desnuda
te adoraría...

27-01-07



Si he de besarte dormida,
no te despierto.
Mil hojas que caen de siglos
se posan en bezos que intento.

Ni levanto con aire profano
los velos de brisa que escondes
si no con la pura luz
de mi pensamiento.

Tu sueño me habita en el día
me roba la noche
y vivo inquilino
en tu soplo encendido.

Te envuelvo
con aro de estrellas
Me envuelves
con nudos nocturnos.
Te impones.

Te beso de ayer
y te beso inmutable por siempre.
Te beso en cenizas fugaces.
En llamas eternas te beso
y te beso.

Si abrieras los ojos
que quiero, que temo
y a pesar de tu enojo,
te beso y te beso.